A la hora de diseñar y remodelar
 
   
Remodelar su hogar:


Tómeselo con calma

 

En primer lugar, piense que el proceso en sí puede ser divertido. En realidad es como un juego, una especie de rompecabezas a tamaño natural que le permite elegir las piezas en función de lo que le guste o le disguste. Todo el mundo se asusta, pero la verdad es que cometer un error es mucho más difícil de lo que piensa. El primer paso, el más importante, consiste en probar. No se preocupe, se le dará mejor de lo que cree.

Todo el mundo tiene instintos primarios que lo llevan a admirar y a sentirse a gusto con determinados colores y combinaciones.

¡El uso que la Madre Naturaleza hace del color puede mostrarnos el camino! Los colores de la pintura y los cojines son de la colección Pantanos de arándano de Cape Cod.
La naturaleza que lo rodea le brinda hermosas opciones. Lo único que tiene que hacer es elegir los colores que más lo atraigan.

Busque una fotografía de un lugar que eleve su espíritu y utilice los colores de la escena como guía para elegir y emparejar su propios colores. La forma más fácil de hacerlo es utilizando la Guía de decoración Alexander Julian At Home y el sistema de coordinación de colores disponibles exclusivamente en Lowe's.

Otro truco sencillo consiste en encontrar un retazo de tela multicolor que le guste de verdad y utilizarlo como mapa de colores, recreando la misma relación en su cuarto.

Una vez que haya dado color a las paredes y los pisos, sentirá que verdaderamente forman parte de su paisaje favorito. El papel tapiz, las cortinas y la alfombra son de la colección Azules del Pacífico de Baja California.

Otro factor que debe tener presente al elegir los colores para su vivienda es que siempre se ven mejor una vez aplicados. Cuando examinamos las muestras de pintura y tela en la tienda, lo hacemos sólo a unas pulgadas de nuestros ojos, sin la perspectiva de la vida real. Cuando añada nuevos colores a las paredes, pisos, ventanas, y después cuelgue cuadros, vuelva a colocar las lámparas en su lugar, llene el cuarto con familia y amigos y ¡listo! La habitación se verá como una parte de su paisaje favorito.

 

El diseñador de interiores:

Tiene las herramientas para proponerte soluciones que hagan que las habitaciones de tu casa sean más atractivas, cómodas y habitables. Luego de conocer tus necesidades te ofrece propuestas de diseño en forma de dibujos y planos con instrucciones específicas sobre iluminación, detalles de interiores, materiales, acabados planificación del espacio, mobiliario, aplicaciones y equipos en consonancia con las regulaciones y códigos estándar. El diseñador te ayuda a armar un presupuesto, dirige las compras y colabora con los contratistas en áreas técnicas como el diseño eléctrico, mecánico y de ingeniería. También se ocupa de administrar ofertas para realizar las obras y elaboración de contratos, en función de agente tuyo. Finalmente, revisa y evalúa las soluciones de diseño, a medida que se ejecutan y luego de que concluyan.

Antes de contactar al profesional, dedica un tiempo a pensar qué tipo de diseño quieres darle a ese cuarto y cuáles son tus necesidades. Será útil que respondas estas preguntas, que luego te hará el experto: ¿Quién usará ese cuarto? ¿Qué actividades tendrán lugar allí? ¿Cuánto tiempo pasarás en esa habitación? ¿De cuánto tiempo dispones para completar el proyecto? ¿Cuál es tu presupuesto? ¿Te estás mudando o remodelando? ¿Qué estilo tienes en mente? No te olvides de tomar nota de los aspectos positivos y negativos de la habitación. Para enriquecer esta información puedes coleccionar recortes de revistas o imprimir fotos de la Internet, con distintos ejemplos de decoración que se aproximen a la idea que tienes.

Ahora llegó el momento de entrevistar a los diseñadores. Tu elección debe basarse en su acreditación profesional y en su carpeta de proyectos anteriores. Pídeles referencias de antiguos clientes para conocer más sobre su estilo de trabajo. No está de más darles una llamada tú mismo para averiguar cómo hacen su trabajo.

Lo mejor es pedir por lo menos dos estimados para comparar las ventajas de uno y otro, no sólo en términos de dinero, sino de propuestas. Cuando hayas comparado los estimados de varios y sus propuestas, es hora de contratar un profesional. Aquí es muy bueno firmar un contrato: en él establecerás las responsabilidades de cada uno, los plazos y los límites de gastos. No te conviene empezar ningún trabajo ni hacer ningún pago antes de contar con un contrato firmado.

 

  Principal
  Iluminación
  Mobiliario
  Cocina
  Baño
  Empapelado
  Pequeños tips